¡Encontramos el sofá!


Un día me cansé del sofá seccional gris que teníamos, lo habíamos comprado hace casi 4 años en 3puntos (ya no existe) y nos costó $425 si no mal recuerdo, como recién casados buscabamos algo barato, asi que ese se ajustaba al presupuesto y en ese momento nos gustaba. Aca una foto de cuando viviamos en un apartamento (¡cómo ha cambiado mi estilo! 😅)


Al pasar poco tiempo, se fue poniendo incomodo, la tela era super caliente, permitiamos a Nala que se subiera y se nos fue dañando rápidamente, las espuma ya no se sentia y terminabamos con dolor de espalda cada vez que nos acostabamos. Ah, y tenia unas patas cromadas que siempre odie... aunque sea las hubiera pintado con spray paint en color negro, ¡no se como no se me ocurrio antes!


Cansada de la situation, le tome fotos y coloqué el anuncio en OLX sin tener un plan ni el presupuesto para comprar otro! Pero al menos seria feliz pues sentarse en ese sofa era como sentarse en el piso! Notaran que realmente no me gustaba.



Para el siguiente sofa nos propusimos lo siguiente:


Presupuesto: entre $800-$1200 era un presupuesto razonable pues queriamos algo mucho mas durable que lo que adquirimos recien casados.


Color: Griso o azul en tono intermedio/oscuro.


Dimensiones: 2.10 a 2.5 m de largo y 1 m de profundidad, que fuera lo suficientemente grande para 3-4 personas. También tenemos una butaca en la esquina de la sala, llegamos a acomodar 5 personas. Lo mismo que acomoda una sala de dos piezas pero sin saturar el espacio. En lo personal, no soy fan de los “juegos de sala”


Diseño: contemporáneo pero nada ultra moderno, de preferencia en tela, aunque estabamos abiertos a la posibilidad de algo en cuero pero el precio iba a ser muy alto. Con patas delicadas y que no fueran cromadas. Que fuese cómodo y alcolchonado sin verse como sofa marshmallow.


¿Nada nos pedia el gusto verdad? Quizás por eso nos tardamos 6 meses en esperar, buscar y ahorrar. Después de leer La Magia del Orden de Marie Kondo, oir a The Minimalists y otros blogs de minimalismo somos mas consientes de lo que metemos a la casa, asi sea un sofá.


Un error común es ir a una sola tienda, o no querer ir a ciertas tiendas porque percibimos que será muy costosa. Si, hay veces que uno se asusta con los precios y puede ser que digas “son exageradamente caros” pero si le preguntas al carpintero que lo elaboró, la tela que se utilizó, los costos para que ese sofá pudiera llegar a la tienda tal vez pensarias diferente, todo eso influye en el precio, no todos los sofás son hechos iguales, y no quiero decir que entre mas caro es de mejor calidad tampoco. Simplemente ajusta tus expectativas a tu bolsillo y te aseguro que encontraras algo con lo que estaras satisfecho! Después de todo, es un gasto que veras en tu sala por años y años.

Te recomiendo visitar las tiendas multiples veces, en semanas de oferta o cuando cambien colecciones para estirar lo mas posible tu dinero. Nosotros visitamos cada tienda 2-3 veces en el lapso de 6 meses. Tal vez no te tardaras tanto como nosotros pero espero que nuestra experiencia te sirva para cuando quieras hacer una compra similar.


El sofá lo compramos en Tienda O. No siempre comparto el costo de las cosas que compramos, es algo muy personal y nos deja muy expuestos y vulnerables a comentarios no constructivos de algunas personas pero hoy les compartiré los detalles: precio original era $1104 y lo encontramos con 20% de descuento y quedo en $883. ¡Estamos contentos con la compra porque cumplio todos nuestros requerimientos! ¡Y esas patas están super chivas! ¡Ahora solo nos falta agregar un poquito de color con accesorios!


¿Que les parece? ¿Les gusta? ¡Y si no les gusta, no quiero saberlo! 😅